CASCADA SAN RAFAEL


Cascada de San Rafael y Volcán El Reventador en la provincia del Napo, Ecuador 

            
Cascada de San Rafael

Información general

El Volcán El Reventador se encuentra a 3,562 metros de altura y ha sido bastante inestable desde el año 2003, que es cuando entró en erupción y lo hace de vez en cuando. Esto hace que sea peligroso para escalar en el momento de escribir este artículo. Hay regularmente nuevos flujos de lava y el volcán escupe ceniza también con bastante frecuencia. Es importante saber que la corriente de lava se mueve muy lentamente, sin embargo, la orientación profesional y las alertas del  IGEPN son necesarias si va a acercarse a ella.
Usted puede de hecho, estar muy cerca de la corriente de lava (entre 40 a 60 metros), pero hay que tener cuidado porque además del flujo de lava, a veces hay nubes piro clásticas (rocas y ceniza descienden a alta velocidad desde el cráter) que fácilmente pueden alcanzarlo y matarlo al instante. El nombre del volcán significa El Reventador, que parece muy apropiado, dado su comportamiento en los últimos años. El Reventador es todo un espectáculo, que se eleva por encima de la selva que lo rodea.
El paisaje de El Reventador es inusual y diverso. Se encuentra en un ciclo continuo de cambios, debido a las regulares erupciones del volcán. Puesto que está en el interior de la selva amazónica del Ecuador, hay una gran cantidad de fauna y flora que rodea el volcán, y en los flancos más bajos. Más arriba, el suelo es algo musgoso y la vegetación se destruye y se restablece de nuevo, después de cada erupción. Cuando es posible subir esta montaña, la ruta en algunas partes, es en roca que no es particularmente estable, debido a los flujos de lava recientes, por lo tanto se necesita de mucha atención para escalarlo. Se trata de varios días para ascender hasta una altura segura y regresar, no se recomienda bajo ningún concepto acercarse más allá de unos cientos de metros bajo el cráter. El inicio de la subida, sigue un oleoducto gigante encima de una colina empinada. Muchas partes de la subida implican caminar por el barro, que surgirán posteriormente a trepar arrastrándose sobre los flujos de lava.
La cascada de San Rafael, se puede encontrar cerca de la base para el ascenso de El Reventador. Estas imponentes cascadas son muy atractivas y vale la pena visitarlas. Hay un paseo corto, pero fácil a las cataratas. Los visitantes deben traer sus cámaras para captar digitalmente al gigante que cae. Hay una fauna interesante en la zona que debe observarse.
Debido a la flora considerable en la zona, esta parte del Ecuador tiene oportunidades extraordinarias para la observación de aves. Aquellos que viajan por esta razón, es probable que vean una gran variedad de aves diferentes, que viven en el lluvioso bosque nublado, más abajo de la montaña y cerca de las cascadas.
La zona es muy húmeda, con altos niveles de lluvia sobre una base diaria. Los meses más húmedos son junio y julio, y los más secos son diciembre y enero. Dicho esto, puede llover en cualquier momento y el viajero debe estar preparado para esto.

Aspectos destacados

Senderos - las estribaciones del volcán El Reventador, ofrecen al viajero importantes oportunidades para el senderismo, en particular a través de las áreas de la selva. Se recomienda contratar un guía antes de salir, porque los caminos no son siempre muy claros para seguir. Los viajeros se beneficiarán si usan botas de goma en lugar de botas o zapatos de senderismo, por el clima húmedo en general en este sitio. A veces el guía llevará un machete, debido al rápido crecimiento de la vegetación, a lo largo de los senderos, que en ocasiones necesita recortar.
Los flujos de lava de erupciones recientes - después de caminar a través de la selva tropical por algunas horas, se llega a una zona en que la selva se detiene y la vegetación es más baja, más delgada y más irregular. Subiendo un poco más arriba de esta área, es posible observar grandes áreas de flujo de lava, que se formaron durante las erupciones recientes. No es posible subir el volcán en realidad en este momento, debido a su alto nivel de actividad y el peligro asociado a esto. Tenga muy presente que la temperatura de los flujos de lava supera los 100 grados centígrados por lo que el ascenso no es en realidad recomendable, sino solo la observación a distancia prudente de los flujos de lava.
Observación de aves - debido a la densa selva amazónica, esta zona tiene una gran variedad de aves para observar. Muchas clases de coloridas e interesantes especies viven en esta zona, que es un deleite para los entusiastas de los pájaros. Contratar un guía bien informado, puede ayudar al visitante a llegar a las áreas que son más ricas en una variedad inusual de especies.
Las cascadas de San Rafael - una de las mayores cascadas en el Ecuador, las Cataratas de San Rafael valen la pena ser visitadas aún si se hace el viaje solo por verlas. Desde la entrada, se trata de un corto paseo hasta las propias cascadas. Las imponentes cascadas de San Rafael, están ubicadas en una zona de espectacular belleza, donde es posible tomar parte de la observación de aves, así como sólo tomar fotografías de las cataratas y relajarse.
Bosque lluvioso amazónico - para los viajeros que quieren ver algo de selva lluviods del Ecuador, bastante cerca de Quito, la región de El Reventador es una apuesta bastante buena. A pocas horas en autobús o en un vehículo privado desde Quito, el visitante puede dirigirse a la población de El Chaco y sus alrededores, y disfrutar de la vista y sonidos de la selva, incluidos los ríos serpenteantes y un verde paisaje hasta el horizonte.
Fotografía - la zona de las Cataratas de San Rafael y el volcán El Reventador, ofrecen oportunidades fotográficas excelentes. Además de la selva tropical, el volcán y las propias cataratas, esta área tiene una interesante variedad de aves y más cerca a los volcanes, una flora muy inusual que se ha formado desde la última erupción.

Cómo llegar

Para llegar allí, los viajeros deben dirigirse primero a la terminal de autobuses de Quitumbe, al sur de Quito. Esta es accesible, ya sea tomando un taxi a la terminal, un viaje de media hora a un costo de $10 o menos, o bien tomar el Trolebús hasta la última parada y bajar hasta la terminal. El costo de esta ruta es de $0,25 y toma alrededor de una hora de viaje en el Trole.
Desde la terminal del sur, se puede tomar un autobús en la dirección de Lago Agrio. Sin embargo, el visitante no tendrá que ir todo el camino hasta esta ciudad. En su lugar el viajero tiene que bajarse del bus a dos tercios del camino. El costo es el mismo que ir todo el camino hasta Lago Agrio. El precio es por lo general de $7 a $10. El conductor debe ser advertido de que el viajero desea bajarse en la Cascada de San Rafael (las cataratas). Él o ella le deben señalar el lugar donde el viajero debe bajarse del autobús. El viaje es muy interesante en sí mismo, ya que pasa de Quito a las montañas y luego desciende por valles de glaciares hasta los del bosque nublado y la selva tropical, todo esto en el espacio de unas pocas horas. Es durante rutas como ésta, que el viajero puede ver realmente hasta qué punto el Ecuador es increíble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada